Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 31 de julio de 2004 - 03:00 GMT
Argentina y los errores del FMI
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Economista, BBC Mundo

A veces reconocer los errores no es suficiente. Mucho menos si se admite que se hizo algo mal pero con la excusa de que la culpa la tiene otro.

Roberto Lavagna
Los errores del Fondo para Argentina se traducen en más desempleo y pobreza
Roberto Lavagna
Justamente eso fue lo que pasó con Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) esta semana cuando el organismo internacional dio a conocer un informe en donde realiza una suerte de autocrítica sobre las "recetas" económicas recomendadas al país durante la década de los noventa y el proceso que desembocó en un quiebre institucional en diciembre de 2001.

Según la Oficina de Evaluación Independiente del FMI, el organismo falló en dos puntos. Primero, al haber apoyado y mantenido el plan de convertibilidad -que establecía una paridad cambiaria de un peso argentino igual a un dólar- y no haber encontrado un plan alternativo que hubiera permitido a Argentina haberse salvado de la crisis económica y política que se desató a finales de 2001.

Y segundo, al no actuar de forma inmediata ante el incumplimiento de las metas fiscales por parte del gobierno argentino durante los 90, situación que, según el FMI, fue la gota que derramó el vaso y derivó en crisis.

Ante este reconocimiento, cualquier persona, economista o no, podría sacar en conclusión que finalmente el FMI reconoce que sus "famosas" recetas en materia de política económica, aplicadas tanto para Argentina como para el resto de Latinoamérica, no han servido para poner a estas economías en el prometido camino de la prosperidad y el desarrollo.

Nestor Kirchner, presidente de Argentina
¿Qué pasó en Argentina? ¿Fue culpa de Menem, de Cavallo, o del FMI?
Sin embargo, la autocrítica dejó mucho que desear al venir acompañada de una gran excusa. A la hora de echar las culpas, el organismo se quitó responsabilidades y señaló como principal causante del descalabro económico al gobierno de la época. Más precisamente, al gobierno de Carlos Menem.

¿Quién tuvo la culpa?

La economista encargada de la elaboración del informe, Isabelle Mateos y Lagos, dijo muy claramente que el FMI "sí cometió errores", pero que existe una "diferencia importante entres eso y ser responsable por la crisis".

Mateos y Lagos, en conversaciones con la BBC, afirmó que las autoridades de la época fueron "las que adoptaron las políticas", mientras que el FMI "se limitó a apoyar esas políticas, pero no las forzó".

Ante estas declaraciones, cabría preguntarse si es necesario colocar un arma de fuego en la cabeza de los gobernantes para obligarlos a seguir determinadas políticas o si simplemente unos cuantos millones de dólares alcanzan para obligar a un país en dificultades a seguir los caminos propuestos por organismos fuertes. Los argentinos seguramente tienen muy clara esta diferencia.

Aunque muchos argentinos consideran que Menem y el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, tuvieron mucho que ver con el descalabro financiero del 2001, eso no quita parte de la responsabilidad al Fondo. No hay que olvidar que a principios de los noventa, el FMI envió más de 50 delegaciones de asesores para estudiar bajo qué condiciones se otorgaría un crédito a Argentina para mejorar la salud económica del país.

Carlos Menem, ex presidente de Argentina.
Muchos argentinos consideran que Menem tuvo mucho que ver con el descalabro financiero del 2001.
Sin embargo, pese a los minuciosos estudios del Fondo, aplicar al pie de la letra las recomendaciones del organismo por más de una década no trajo prosperidad y desarrollo al país. Por el contrario, más que expandirse, la economía argentina se contrajo más de 20% entre 1998 y 2002. Algo que quedó plasmado en las palabras del ministro de Economía argentino, Roberto Lavagna, quién aseguró que los errores del Fondo se traducen en más desempleo y pobreza.

Los errores los paga el pueblo

Ahora, después de la crisis, todos se preguntan: ¿qué pasó en Argentina? ¿Fue culpa de Menem, de Cavallo, o del FMI? Pero a estas alturas, el debate de quién es el culpable realmente ya no es lo más importante.

Los argentinos sufrieron y todavía experimentan en carne propia las consecuencias de las malas decisiones tomadas por otros, llámese gobierno o FMI. Y esa es la huella que en definitiva ha quedado en la gente.

En Argentina todavía hay un 14% de desempleo, el 46% de la población es pobre -más de 15 millones de personas- y muchos niños tienen que trabajar para sobrevivir y dormir en las calles.

Anagrama del FMI.
La economista encargada de la elaboración del informe, Isabelle Mateos y Lagos, dijo que el FMI "sí cometió errores".
Ante esta realidad, no vale la pena perder el tiempo buscando quién tuvo la culpa de la crisis y en qué grado. De ahora en más, hay que buscar soluciones para tratar de enmendar los malos pasos que llevaron a Argentina al borde del abismo político y económico, e impedir que esto vuelva a repetirse.

Los argentinos merecen vivir dignamente. Y eso es lo único que importa.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen