Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 8 de mayo de 2004 - 22:21 GMT
Washington y su nueva arma política
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Dólares
Las remesas que mandan los inmigrantes supera a la inversión extranjera directa en la región.
Las remesas pueden mitigar hambre, inclinar votos y hasta ser usadas por Washington como un arma para castigar a los gobiernos en América Latina.

Para comprobarlo basta con darle una mirada a los últimos acontecimientos en la región.

Lo invito a que hagamos juntos un recuento de los últimos sucesos ocurridos en América Latina para que pueda usted sacar sus propias conclusiones.

En las últimas elecciones en El Salvador, las remesas fueron capaces de cambiar el rumbo de las elecciones.

El dinero que los inmigrantes en Estados Unidos envían a sus familiares en su país de origen fue una pieza clave de la contienda electoral y permitió que el líder del partido ARENA de derecha, Tony Saca, llegara a la presidencia.

La derecha utilizó una campaña de "miedo" asegurando que si la izquierda liderada por Schafik Handal ganaba las elecciones en su país, las buenas relaciones de El Salvador con Washington llegarían a su fin.

Algo que de inmediato podría poner en la puerta de la deportación a más de 2,3 millones de salvadoreños que viven en Estados Unidos y que anualmente envían más de US$2.100 millones a sus familiares en forma de remesas.

Peso electoral

Washington tampoco perdió la oportunidad de derrotar a la izquierda y desde el Congreso mandó algunas señales de apoyo para el partido de Saca, espaldarazo que sirvió para definir la elección a su favor.

¿Pero cómo sucedió esto? Póngase en los zapatos de un salvadoreño e imagine por un momento que usted recibe esas remesas mensualmente y que las usa para darle de comer a sus hijos, arreglar su casa o simplemente, sobrevivir.

Publicidad de Schafik Handal, candidato de la izquierda en El Salvador
El temor de que se cortaran las remesas jugó en contra de la izquierda salvadoreña.
Piense cómo reaccionaría si existiera la posibilidad de que de un momento a otro pudiera no recibirlas más.

Ahora imagine que usted y otros millones están en la misma situación y que pueden solucionar el problema con sólo ir a votar.

Usted recibe lo que necesita y Washington da un paso más en su lucha por derrotar el resurgimiento de la izquierda en América Latina.

El Salvador fue el primer caso. Ahora piense que el efecto puede multiplicarse.

América Latina recibe US$30.000 millones de remesas anuales que ayudan a amortiguar la pobreza de millones de personas en la región y Estados Unidos eso lo sabe bien.

¿Qué pasaría si un día Washington decidiera imponer una restricción a este flujo de fondos? Imagine nada más...

Las remesas y la izquierda

Es por eso que las remesas están siendo utilizadas por estrategas políticos para frenar la marcha hacia la izquierda de las democracias en la región.

Argentina, Brasil, Paraguay, Panamá y Chile, ya son conducidos por líderes de centro izquierda, y es altamente probable que República Dominicana (con elecciones a medidos de mayo) y Uruguay (en octubre próximo) se sumen muy pronto a este tipo de conducción política.

La intención de Washington frente a estas elecciones es inclinar a los votantes, más que nada a aquellos que reciben dinero del exterior, a favor de los candidatos de derecha que, por tradición, siempre han favorecido las políticas económicas de Estados Unidos.

Agentes de transferencia de dinero.
Las trasferencias de dinero también representan un negocio millonario para los operadores.
Esto funcionó a las mil maravillas en El Salvador, pero será más difícil de aplicar en países como Uruguay y República Dominicana, donde el electorado está particularmente cansado de los gobiernos de derecha que apoyan los modelos económicos de Washington, o del Fondo Monetario o como quiera llamarlos.

Tabaré Vázquez en Uruguay y Leonel Fernández en República Dominicana pertenecen a la centro-izquierda, y al igual que Ricardo Lagos en Chile, Inacio Lula Da Silva en Brasil, Néstor Kirchner en Argentina y Nicanor Duarte Frutos en Paraguay, estos candidatos buscan soluciones para los problemas sociales y económicos de su pueblo.

Aunque las diferencias son claras respecto de gobiernos más problemáticos, como los de Cuba y Venezuela, Washington pone a veces a todos en la misma canasta.

También le tocó a Fidel

Es por eso que el último en sentir el poder de esta nueva estrategia de Washington ha sido el presidente de Cuba, Fidel Castro.

Después de romper relaciones con casi la mitad de América Latina en menos de una semana, Castro estuvo a punto de perder hasta las remesas que Cuba recibe desde Estados Unidos y que representan el pan de cada día de miles de cubanos que viven en condiciones precarias en la isla.

Casa de cambio en Cuba
Las remesas familiares significan alrededor de un 25% del total de las divisas que entran a Cuba.
El presidente estadounidense, George W. Bush, anunció el endurecimiento del embargo a la isla y un posible recorte en el envío de remesas con el objetivo de acelerar la caída de Castro.

Y si bien la amenaza de las remesas no fue más que un "susto", esta sirvió para ejercer presión sobre el gobernante cubano y mostrar cuál es la carta que Washington tiene bajo la manga.

Con esta nueva estrategia de las remesas, Washington tiene en sus manos un arma poderosa en su lucha contra el resurgimiento de la izquierda en las democracias de América Latina.

Las remesas están creando en la región una economía artificial, altamente dependiente de estos fondos y que en el futuro podría acompañar a millones de latinoamericanos a la hora de emitir sus votos.

En las manos de todos los latinoamericanos y sus gobernantes está sacarle ventaja a este flujo de fondos, canalizarlos de forma productiva e ingresarlos en el ciclo económico de cada país para crear un crecimiento a largo plazo que permita a América Latina crecer sin ataduras, sin una economía artificial que acabe con la identidad y la dignidad su gente.

Y que ponga fuera de juego a Washington.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen