Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 10 de octubre de 2003 - 15:31 GMT
A. Latina fue, es y será corrupta
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Haití
Haití es el país más corrupto de la región; Finlandia es menos corrupto del mundo.

Imagínese un día cualquiera. Usted se levanta, enciende la radio, el televisor o lee las noticias mientras toma una taza de café. Entre las noticias del día figuran muchos temas, pero no hay rastro de que algún político esté tomando algo "prestado" de su país.

Como si fuera poco, imagínese que su presidente anuncia que cierra su mandato con superávit fiscal, el ministro de Economía (después de una revisión técnica del Fondo Monetario Internacional y el visto bueno de los partidos de oposición) asegura públicamente que tiene todas las cuentas claras y las empresas públicas marchan sobre ruedas.

Más aún, hasta usted se siente orgulloso porque contribuye con la "perfección" de esa mañana. Usted ha pagado al pie de la letra todos sus impuestos. Seguramente, después de analizar la situación por algunos segundos, la única explicación que le llegará a su mente es que usted está soñando. No queda otra posibilidad.

Si las noticias de esta hipotética "perfecta" mañana le parecen una completa utopía, usted sin duda alguna vive en Latinoamérica.

Entre los más corruptos

América Latina sigue siendo una de las regiones del mundo con mayor índice de corrupción según un informe publicado por la entidad no gubernamental con sede en Alemania, Transparencia Internacional (TI), y por ahora, la probabililidad de que la región se libere de esa terrible "enfermedad" parece ser casi nula.

Sólo dos países, Chile y Uruguay -entre los 21 de Latinoamérica- son menos corruptos que la media mundial, mientras el resto, figura en la lista de los más corruptos del mundo.

Vicente Fox, presidente de México
El consejero electoral Jaime Cárdenas afirmó que el presidente de México es ilegítimo.

No solamente la región fue corrupta en el pasado, según la entidad, en 12 países de la región, empeoró el nivel de corrupción con respecto al informe de 2002, en dos países se mantuvo estable, y sólo seis naciones mejoraron su nivel.

Se estará preguntando cómo hace esta organización para estimar lo que muchos califican de "imposible" de medir. La tarea no es fácil.

La entidad elabora un índice conocido como Indice de Percepciones de Corrupción (IPC) que mide el nivel de corrupción percibido en cada nación, y califica a 133 países en un ranking que va del 1 (altamente corrupto) al 10 (altamente limpio).

El IPC se concentra en la corrupción del sector público y define la corrupción como el abuso de un cargo público para el beneficio privado. El índice está basado en 17 sondeos y diferentes encuestas realizadas por 13 instituciones independientes entre empresarios y analistas de países, incluyendo consultas a residentes, tanto locales como exiliados.

Los grados

La idea es que el índice refleje el grado de corrupción que la gente tiene sobre los cargos públicos y los políticos. ¿Se da cuenta ahora por qué no es una tarea fácil?

Según los cálculos de la entidad, el país más corrupto de la región es Haití con 1,5 puntos (también uno de los más pobres de Latinoamérica), seguido por Paraguay (1,6), Ecuador (2,2), Bolivia (2,3), Venezuela (2,4) y Argentina (2,5). Cabe destacar que por debajo de Haití y Paraguay, sólo hay dos países, Nigeria y Bangladesh, estando este último en el final en la escala global.

LOS MÁS CORRUPTOS
Haití
Paraguay
Ecuador
Bolivia
Venezuela
Argentina

Perú, El Salvador y Colombia, pueden jactarse de estar mejor, al ocupar el séptimo puesto de transparencia en la región, con 3,7 puntos, pero aún están muy lejos de la media mundial (cinco puntos). Mientras que México aparece décimo, con 3,6 puntos.

Chile, con 7,4 puntos, y Uruguay, con 5,5, son los únicos países de la región que superan la media de cinco puntos.

Para que tenga un marco de referencia, Finlandia es el país menos corrupto del mundo, con un puntaje de 9,7. En general, los países desarrollados son los que muestran mayor transparencia, mientras que los menos desarrollados ocupan los últimos lugares de la lista.

Una realidad

La corrupción en América Latina está a la orden del día. Si aún le queda alguna duda, basta con darle una mirada a las noticias de la última semana para descubrir que, por ejemplo, en México, el consejero electoral, Jaime Cárdenas afirmó que el presidente Vicente Fox, es "ilegítimo" y que debería pedir disculpas ante el pueblo de México por la supuesta financiación irregular de su campaña.

Vendedor ambulante
Los países con mayor índice de corrupción son los que tienen los más altos índices de pobreza.

Paraguay no se quedó atrás, un juez de Asunción elevó a juicio oral y público la causa que se sigue contra tres acusados por el presunto desvío de fondos de dos bancos intervenidos (unos US$16 millones), delito por el que también está procesado el ex presidente Luis González Macchi.

A lo anterior se suma que en Colombia, la policía anunció por primera vez en la historia, la captura con fines de extradición a Estados Unidos por cargos de narcotráfico, a una mujer policía recientemente destituída. Todo esto en una sóla semana.

Denominador común

Lo peor es que noticias como éstas, ya son el común denominador del día en Latinoamérica.

Todos, en mayor o menor medida, somos conscientes que la falta de acceso a la información, las falencias de los sistemas judiciales, la dependencia de los bancos centrales a los gobiernos, la falta de rendición de cuentas de los funcionarios y goberantes, el endeudamiento irresponsable, entre otras cosas, contribuyen a incrementar los niveles de corrupción en Latinoamérica.

LOS MENOS CORRUPTOS
Chile
Uruguay

Pero también es verdad que son pocos los que deciden hacer algo al respecto.

Corrupción es sinónimo de pobreza, y si no lo cree, tómese el tiempo para verificar que los países con mayor índice de corrupción son los menos desarrollados y los que tienen el mayor porcentaje de la población viviendo por debajo de la línea de la pobreza (es decir, no pueden cubrir sus necesidades básicas de alimento y vivienda).

Por eso, la próxima vez que perciba que alguien, como quiera llamarlo (empleado púbico, político o gobernante), se está apoderando de lo que no le pertenece, no lo deje pasar por alto.

Luchar contra la corrupción es difícil, pero no imposible. Eso sí, requiere de la contribución de todos. Y quizás, el año entrante, Transparencia Internacional nos de una mejor calificación.


Escríbale a Mariana Martínez:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen