Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 20 de septiembre de 2003 - 22:25 GMT
TLC: ¿ventaja o desventaja?
Mariana Martínez.
Mariana Martínez
Columnista, BBC Mundo

Para los gobernantes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Nicaragua, la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos será la oportunidad para aliviar el desempleo y la pobreza que agobia a la mayoría de la población de la región; pero para otros, millones de campesinos en Centroamérica, el convenio es sinónimo de temores y más pobreza.

Campesino nicaragüense
Para algunos el TLC es una buena noticia, para otros una carga pesada.

Tan radicales puntos de vista sobre un mismo futuro se deben a que en materia económica, todo es cuestión de quiénes son los que ganan y quiénes los que pierden. Una vez se ponen sobre la mesa las reglas del juego, hay ganadores y perdedores, sin lugar a puestos intermedios. Lo que es ventaja para uno es desventaja para otro.

La búsqueda del punto de equilibrio, dónde todas las partes quedan satisfechas, es una utopía que sólo se alcanza en la teoría.

Los gobernantes quieren resultados, en este caso, reactivar la economía. En su mente tienen impulsar uno de los componentes de la ecuación del Producto Interno Bruto (PIB): las exportaciones.

Si crecen las exportaciones, crece el PIB, gana el país y ganan los productores. La ecuación cierra por todos lados.

Para los productores agrícolas, la perspectiva es diferente, están más preocupados por descubrir la forma de incrementar sus ingresos y sobrevivir en el campo que en estudiar la ecuación del PIB.

La idea de que sus productos compitan con los extranjeros, les parece como jugar al gato y el ratón. No tienen dudas de quién va a ganar y quién va a perder. Las propuestas de sus gobernantes no les parecen convincentes.

A favor

Si en el camino, algún sector de su economía sale perjudicado, en la sumatoria final, el país sale ganando. Ante estas perspectivas, a usted como presidente no le quedarán dudas de que está haciendo lo correcto.

La pregunta clave en todo esto es: ¿quién tiene la visión correcta? Para ayudarlo a sacar sus propias conclusiones, permítame ponerle un ejemplo.

Supongamos por un momento que usted es presidente de Guatemala, el Salvador, o cualquier otro país Centroamericano, y de repente, usted tiene la oportunidad de negociar con Estados Unidos un tratado de libre comercio.

Usted sabe que EE.UU. es su principal socio comercial, no sólo en intercambio de bienes y servicios, sino también como fuente de inversión extranjera.

Ahora piense que su economía está en crisis, usted ha tenido que enfrentar la caída de los rubros de exportación más tradicionales, como el café, azúcar, maíz (para nombrar sólo algunos), y con la apertura del mercado estadounidense, usted está seguro que logrará dinamizar su economía.

Después de todo, aumentar las exportaciones tanto de productos tradicionales como no tradicionales, significaría impulsar el PIB.

Negociadores del TLC
Los gobernantes piensan en dinamizar sus economías...

Como si fuera poco, usted, como presidente, espera que el trato "preferencial" que obtendrá con motivo del TLC (es decir, sus productos tendrán prioridad ante los del resto del mundo), le ayude a atraer mayor inversión extranjera en la región.

Si hay más inversión, orientada hacia la producción de esos productos que usted piensa colocar en EE.UU., entonces usted no sólo logrará incrementar el PIB, sino también generar empleos.

Si en el camino, algún sector de su economía sale perjudicado, en la sumatoria final, el país sale ganando. Ante estas perspectivas, a usted, no le quedarán dudas de que está haciendo lo correcto.

En contra

Ahora cambie su papel por un instante.

Piense que usted es campesino en Centroamérica y que sus ingresos dependen de su trabajo en el campo.

Un buen día a usted le dicen que sus productos deberán competir con los que produce otro campesino en Estados Unidos. Usted seguramente se sentirá un ratón frente a las garras de un gato.

Como sus ingresos dependen del sector agropecuario o, incluso aún, del sector de la microempresa, usted se preguntará cómo va a resistir la libre competencia con Estados Unidos. Ni su tecnología, ni su volumen, lo harán competitivo

Su primera reacción será protestar, aún cuando desconozca los por menores de los contratos que su gobernador hizo con su nuevo competidor. Después de todo, a usted seguramente no lo han llamado a la rueda de negociación.

Usted ha vivido los últimos 10 o 15 años en Centroamérica y sabe que la estrategia de apertura comercial y ajuste estructural con reducciones de aranceles, entre otras cosas, no han traído a su país los resultados esperados por los gobernantes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial (BM).

Su país está hoy igual o más pobre que hace 10 años. Nada más por eso, usted no confía en el TLC y sus prometidas "bondades". Yo no lo culparía.

Como sus ingresos dependen del sector agropecuario o, incluso aún, del sector de la microempresa, usted se preguntará cómo va a resistir la libre competencia con Estados Unidos. Ni su tecnología, ni su volumen, lo harán competitivo. Usted eso ya lo presiente.

Si a eso le sumamos, los altos subsidios a las exportaciones que benefician a sus contrapartes estadounidenses (que se concentran en productos como maíz, azúcar, arroz y lácteos, justamente los mismos en los que usted tendría cierto grado de competitividad), usted también tendrá problemas con el precio.

Sólo a modo de ejemplo, piense que el subsidio que brinda el gobierno de EE.UU. al sector lácteo, reduce hasta el 50% los costos reales de producción. En este contexto, la competencia se tornará desleal. Para usted, los riesgos son mucho mayores que las ventajas que le señalan sus gobernantes.

Pintada contra el TLC en Nicaragua
...pero muchos no confían en las "bondades" del acuerdo.

Pero usted no sería el único con este problema. Según datos del Banco Mundial, más del 50% de la población de la región vive en zonas rurales y cerca del 80% de ellas depende de la agricultura como medio de subsidencia.

Para que tenga una idea, en Nicaragua, el agro representa el 32% del PIB, en Guatemala el 23%, Honduras con el 16%, Costa Rica 11% y El Salvador un 10%.

Una vez eliminadas las barreras arancelarias, cualquier multinacional podría competir con una pequeña o media empresa en Centroamérica. Si usted fuera dueño o trabajara en una de ellas, sin dudas estaría preocupado en cómo va a competir en calidad y volumen.

Otra vez, usted no estaría solo, a nivel regional, la microempresa genera el 79% del empleo, la pequeña cerca del 15% y la mediana alrededor del 6%.

El dilema de "entrar" o "no entrar"

Regresemos ahora a su posición de presidente. Si usted decide no firmar el tratado, pero su contraparte en Guatemala u otro país centroamericano opta por hacerlo, usted se queda afuera.

Operarias guatemaltecas
Las pequeñas empresas generan la mayor cantidad de empleos, pero ¿puede sobrevivir a la competencia?

Si usted opta por "no entrar", a usted lo acusan de "quedarse fuera de la globalización". A usted, seguramente, el mercado globalizado le pasará por encima.

Si decide firmar, entonces, a usted lo acusa el agro y la micro-empresa, los anti-globalización, las ONG's.

¿Qué hace usted entonces? Usted tiene que volcarse para un lado o para el otro, no le queda otra.

Si usted es presidente, seguramente le interesará sacar números macroeconómicos positivos al cierre del año. En cambio, si usted es productor, le interesará salvar su medio de subsistencia.

Los resultados de su decisión se reflejarán en el corto y largo plazo, pero el saldo siempre será de ganadores y perdedores. No hay otra.

De la opción que usted elija como presidente, dependerá del lado de la balanza en el que estarán los jugadores de este juego. Todo depende de lo que a usted le interese más, las estadísticas o el bienestar de su gente.

¿Qué elegiría usted?...


Escríbale a Mariana Martínez:

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen